La mejor inversión de todas

La mejor inversión de todas

Con el verano ya casi acercándose, uno de los procedimientos más comúnmente solicitados que piden los pacientes es la liposucción. La decisión de someterse a la liposucción puede resultar perfecta para una mejora apariencia y contorno del cuerpo. La mayoría de la gente registra un impulso en la autoestima tras someterse a una liposucción. Sin embargo, uno de los conceptos erróneos comunes acerca de la liposucción es que puedes volver a los mismo viejos hábitos que te llevaron a la decisión de hacerte una liposucción en primer lugar. Por el contrario, mantener resultados después de la liposucción requiere la adopción de ciertas modificaciones del estilo de vida.

Uno de los cambios más importantes es hacer ejercicio con regularidad. En el período postoperatorio temprano, es mejor evitar el ejercicio vigoroso mientras que se está recuperando de su procedimiento de liposucción. Recomiendo que los pacientes caminen tanto como sea posible en los días y semanas siguientes a la cirugía. Esto no sólo ayudará a prevenir coágulos de sangre y otras complicaciones, puede ayudar a conseguir sentir volver a la normalidad más rápido. Una vez que hayas sanado completamente del procedimiento, tu cirujano acreditado te instruirá que ya puedes volver a un régimen de ejercicio regular.

Un complemento importante a un programa de ejercicio regular es comer saludable. Es cierto que la mayoría de los beneficios visibles del ejercicio no se aprecian sin una dieta saludable. En general, tienes que incorporar más frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras en tu dieta, reduciendo la ingesta de azúcares, hidratos de carbono simples y grasas saturadas. Comer varias comidas más pequeñas durante todo el día ayudará a mantener tus niveles de energía y evitar sentirte privado entre las comidas. También es importante beber una cantidad suficiente de agua durante el día. Mantenerse hidratado ayuda a controlar el hambre, mantiene un metabolismo sano y ayuda en la digestión.

Aunque la liposucción puede mejorar considerablemente el contorno de tu cuerpo, no es magia. Todavía pudieras ganar peso después de la liposucción, aunque en diferentes áreas del cuerpo. Es un procedimiento invasivo que cuesta tiempo y dinero. Proteje tu inversión en ti y empieza a hacer cambios de estilo de vida antes del procedimiento. Manteniendo un programa de ejercicio regular, una buena dieta y la elección de un estilo de vida saludable, así, disfrutarás de tu nuevo contorno durante mucho tiempo.